--

-- CONCIERTOS

volver

--

Programación Auditorio Manuel de Falla
DOLCE RIMA “La vita fugge”

--
Lunes, 16 de mayo de 2022

20 horas
AUDITORIO MANUEL DE FALLA
7 €

Venta de entradas


Programa
--

PROGRAMA: La vita fugge  
Recercada 1, Diego Ortiz (1510-1570) Por unos puertos arriba,

Cancionero Musical de Palacio (ss. XV y XVI) Ancor che col partire,

Antonio de Cabezón (1510-1566)Falai minha amor, Luis de Milán (ca. 1500 – ca. 1557)

Canción II Claros y frescos ríos, Juan Boscán (1484-1542) / Alonso Mudarra (c. 1510-1580)  

Soneto de primer grado, Enríquez de Valderrábano (1500-1567)

La vita fugge, F. Petrarca (1304 – 1374) / A. Mudarra (c. 1510-1580)

Por la puente Juana, Cancionero de Turín (ss. XVI-XVII)

Senhora del mundo, Cancionero de París (s.XVI)

Puestos está frente a frente         Anónimo (s. XVI)  

Soneto de segundo grado, Enríquez de Valderrábano (1500-1567)

Mille regretz, Josquin Desprez (1450-1521)

Canción del Emperador, Luis de Narváez (fl. 1526 – 49)

Tú gitana que adevinas , Cancionero de Elvas (s. XVI) Dezilde al caballero, Diego Pisador (ca. 1510 – ca. 1557)

Recercada 2, Diego Ortiz (1510-1570) 

Intérpretes
--

Julieta Viñas, soprano Elena Escartín, flautas de pico
Paula Brieba, vihuela y guitarra barroca

Dolce Rima fue fundado en 2009 por las intérpretes valencianas Julieta Viñas y Paula Brieba cuyos caminos se cruzaron en la ciudad de Sevilla, atraídas ambas por la agitación cultural de la considerada“capital de la Música Antigua” en España. 

Nacido como dúo interesado especialmente en la conjunción poética y musical, Dolce Rima hace un acercamiento a la cultura europea de los siglos XVI- XVII, centrando su repertorio en el Renacimiento español de los vihuelistas, en el Barroco español y en el Seicento italiano. En la actualidad, Dolce Rima es un grupo de formación programa abordado. variable que cuenta con asiduos colaboradores según las necesidades del En sus diferentes formaciones, Dolce Rima ha ofrecido numerosos conciertos por toda la geografíaespañola, en importantes festivales de Música Antigua así como en el extranjero donde cabe destacar que fue seleccionado para participar en la celebración del Año Murillo en Berlín (Alemania) por Turismo Andalucía así́como en el ciclo de conciertos Uffizi Live 2017 en la Galleria Uffizi de Florencia (Italia). Colabora asiduamente con la empresa Engranajes Culturales (Sevilla) en la gestación y desarrollo de diversos proyectos de ocio cultural creativo.            

Comentario
--

“La vida huye y no se detiene ni siquiera un instante” (Francesco Petrarca).   La vita fugge es una muestra de algunas de las reflexiones universales recogidas en la poesía y música renacentistas adaptadas e interpretadas por esta formación a trío de voz, flautas de pico y vihuela/guitarra. Se trata fundamentalmente de repertorio de la península ibérica, con piezas pertenecientes a los cancioneros del siglo XVI: Palacio, Elvas, París y Turín, así como al buen hacer de los maestros vihuelistas como Pisador, Mudarra, Valderrábano, Narváez y Milán, con textos en castellano, portugués e italiano. Algunas de las piezas en castellano son de clara influencia italianizante, como es la Canción II del poeta Juan Boscán, con reminiscencias petrarquistas, puesta en música por Alonso Mudarra. Las piezas en italiano que incluimos son la canción “La vita fugge”, también de Mudarra, con texto del propio Petrarca, en cuyo título se evidencia ya el tópico tempus fugit que a su vez da nombre a este programa, y la particular versión del burgalés Antonio de Cabezón sobre el famoso madrigal “Ancor che col partire” del francoflamenco Cipriano de Rore. Como único testimonio en francés, la célebre 

chanson “Mille regretz” de Josquin Desprez, recogida en este programa por ser un lamento o despedida hacia la persona amada y por ser la canción preferida de un melancólico Carlos V en la época que nos ocupa. Y por supuesto, la versión del vihuelista Luis de Narváez, “Canción del Emperador”, seguidamente a la canción original de Desprez.A medida en que la humanidad va consolidando en su tradición escrita la condición fugaz de la vida y que lo único que nos queda es gozar de los placeres terrenales que proporciona el presente, la tópica literaria se va nutriendo de ideas y conceptos sobre la vida y la belleza ligadas a lo efímero, de modo que en muchas canciones encontramos una invitación al goce de los años de juventud (“Por la puente Juana”, C. Turín), pero también nos ronda el desasosiego de un futuro incierto en manos del azar o la fortuna (“Tu gitana que adevinas”, C. Elvas), y la irremediable figura de la muerte (“Puestos están frente a frente”, anónimo). 

 De este modo, todas las piezas que componen La vita fugge reúnen tópicos que nos acompañan desde tiempos remotos hasta nuestros días: carpe diem, tempus fugit, collige virgo rosas, descriptio puellae, fortuna mutabile, dum vivimus vivamus, quotidie morimur...   Suele afirmarse que para alcanzar un mejor conocimiento sobre uno mismo y sobre la colectividad a la que se pertenece, es conveniente hacer memoria histórica. Con este viaje musical a la época renacentista, evocaremos los senderos de dolor y de belleza por los que ha transitado emocionalmente la humanidad y que todavía recorremos en nuestros días. Por otra parte, realidades tan duras y presentes como las de los contextos bélicos o el azote de una pandemia -que desde Occidente solíamos asociar a acontecimientos lejanos en el espacio o en el tiempo-, son las que nos recuerdan la necesidad de rescatar estas reflexiones atemporales y de hablar y cantar sobre ello.