--

-- CONCIERTOS

volver

--

Auditorio Manuel de Falla
Asociación Amigos OCG
Dúo Piano a cuatro manos

--
Domingo, 11 de octubre de 2020

12 horas
AUDITORIO MANUEL DE FALLA
Mediante invitación

Programa
--

Fantasía en Fa menor D. 940                                                     Franz Schubert (1797-1828)

Lebensstürme D. 947                                                                  Franz Schubert (1797-1828)  

- PAUSA –  

Rapsodia Española                                                                      Maurice Ravel (1875-1937)  
Preludio a la Noche
Malagueña
Habanera
Feria    


Capricho Español                                                                      Nikolái Rimsky-Kórsakov (1844-1908)                
Alborada
Variaciones Escena y Canto Gitano
Fandango Asturiano    


Danza, de La Vida Breve                                                                     Manuel de Falla (1876-1946)

Intérpretes
--

GERMÁN GARCÍA PÉREZ
Nacido en 1996 en Granada, Germán García Pérez comenzó sus estudios musicales en esa ciudad con los maestros Andrei Reznik y Javier Herreros; continuó estudios superiores con Alexander Kandelaki en el Conservatorio Superior de Música de Badajoz, donde obtuvo Matrícula de Honor y Premio Extraordinario Fin de Carrera por unanimidad, y en el Conservatorium van Amsterdam, donde realizó el Máster de Interpretación bajo la tutela de Naum Grubert. En el mismo centro recibió formación camerística de Frank van de Laar, Clive Brown y Paul Scheepers.
En agosto de 2013 participó en el Festival Internacional We Gather Friends celebrado en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú. En marzo de 2015 actuó por primera vez como solista interpretando en el Palacio de Congresos de Badajoz el Concierto para Piano n. 1 de Tchaikovsky bajo la dirección de César Álvarez, y en diciembre de 2017 ofreció un recital en el Auditorio Manuel de Falla, de Granada, en el que interpretó, entre otras piezas, Kreisleriana, op. 16 de Robert Schumann, y Petrushka de Igor Stravinski, del que la crítica afirmó: “El virtuosismo se hizo realidad gracias a la gran técnica que posee el pianista. Y el sentimiento, la pasión estuvo en todo momento presente en su tarea interpretativa.” (Ideal, José Antonio Lacárcel).Ha obtenido diversos galardones, entre ellos el Premio Especial del Jurado en el XIV Concurso Internacional Santa Cecilia de Segovia, y Primeros Premios en el XXIX Concurso Nacional de Piano Ciudad de Linares Marisa Montiel, el XXII Concurso de Piano Ciutat de Carlet, y el XXXVIII Concurso de Piano Ciudad de Albacete, habiendo atendido consejos de los pianistas Ángel Sanzo, Luis Fernando Pérez, Albert Attenelle, Guillermo González, Eldar Nebolsin, Irina Plotnikova, Marta Gulyas, David Kuyken, Frank van de Laar y Claudio Martínez Mehner.En la actualidad combina recitales propios con conciertos de música de cámara; piano a cuatro manos con el pianista Carlos Marín Rayo, y conciertos para violín y piano con la violinista Ana Isabel García Fernández.



CARLOS MARÍN RAYO
Carlos Marín Rayo ha sido descrito por la crítica especializada como “una realidad de nuestro pianismo internacional” (La Crónica de León, Miguel A. Nepomuceno) y un “artista de poderosa técnica, refinada musicalidad y gran madurez” (Mundo Clásico, Roberto San Juan). Realiza sus estudios en el Conservatorium van Amsterdam bajo la tutela de Frank van de Laar. Anteriormente, sus principales maestros habían sido Mariana Gurkova, Nino Kereselidze y Graham Jackson. En su formación resultan de un valor incalculable los consejos recibidos durante años de parte de los maestros Joaquín Soriano y Bruno Aprea. Ha recibido los primeros premios en los concursos Ciudad de Linares “Marisa Montiel” (2018), “Ciudad de Albacete” de Juventudes Musicales (2016) y en el “Euterpe International Piano Competition” en Corato, Italia (2016). En 2019 recibe el 2º premio y “Premio del público” en el Young Pianist Foundation Competition en Amsterdam. Recientemente ha actuado en dos conciertos junto a la legendaria artista Maria João Pires en el Belgais Center for the Arts. Se ha presentado en numerosos festivales y salas de prestigio nacional como el Auditorio Nacional, Teatro Real, Teatros del Canal, Fundación Juan March en Madrid, Festival Rafael Orozco en Córdoba, Fundación Botín en Santander, Palau de la Música de Valencia, Auditorio Miguel Delibes de Valladolid, Auditorio Ciudad de León, etc. También ha actuado en el extranjero como Portugal (Teatro Sao Carlos, Centro Cultural de Belem), Países Bajos (Muziekgebouw en Ámsterdam y De Doelen en Rotterdam), Reino Unido, Alemania, Italia, Estados Unidos o Australia. Ha interpretado conciertos de Rachmaninov, Tchaikovsky, Liszt, Beethoven, Mozart, Saint- Saens, Shostakovich y Stravinsky, entre otros, junto a maestros como Michael Thomas, César Viana o Jean-Bernard Pommier.

Comentario
--

El dúo a cuatro manos es una formación fuertemente ligada a las veladas de salón. Al  únicamente requerir de un instrumento (que podía ser de mesa, vertical o de cola) y de  una pequeña habitación que pudiera albergar unos cuantos asistentes que se podían  sentar alrededor del espectáculo, no es de extrañar que esta combinación camerística se  popularizara durante las Schubertiadas de principios del S. XIX y durante las reuniones de  musique de salon de la Francia novecentista. Franz Schubert fue uno de los primeros  creadores asiduos para esta íntima formación y por tanto creó numerosas obras de este  género que son consideradas aún a día de hoy las más representativas para la formación. Particularmente, la Fantasía es considerada un rito de paso para cualquier dúo de pianos  estables. Lebensstürme (traducción aproximada, tormentas vitales) es una obra de expresión angustiosa y dramática que contrastan con partes tiernamente gráciles, reflejos del carácter del compositor austríaco durante la mayor parte de su vida que se vio afectado por diversos problemas acuciantes de salud. La música de salón vivió su segunda edad de oro en la Francia a caballo entre los siglos XIX y XX, especialmente en los salones parisinos, donde las colaboraciones entre compositores-pianistas eran habituales y donde las obras de inspiración española (o relacionado con el exotismo) constituían la piedra angular del repertorio interpretado. Las aspiraciones orquestales de estos compositores eran satisfechas gracias a la complejidad implícita en dos músicos tocando en un único instrumento. Uno de los grandes compositores franceses que continuamente viró su mirada al sur fue Maurice Ravel (nacido a escasos kilómetros de Hendaya, en la frontera vasco-francesa), que como tantos otros compositores impresionistas compuso multitud de obras de evocación ibérica, entre las que destacan la Alborada del Gracioso, el Bolero o la Rapsodia Española. Los mundos sonoros impresionistas llenos de imaginación acústica transgredieron las fronteras galas y fueron bien acogidas en países como Rusia o España. En el país euro-asiático, el orientalismo y el exotismo también resultaban altamente atractivos para los artistas, debido al eclecticismo cultural de un país tan grande y diverso étnicamente. Nikolái Rimsky-Kórsakov, uno de los grandes compositores orquestales de la historia, viajó fuera de sus fronteras en numerosas ocasiones en obras como Sherezade, La ciudad invisible de Kitezh y el Capricho Español. Mientras tanto, muchos compositores españoles viajaron a París para canalizar sus inspiraciones folklóricas en mundos impresionistas. Albéniz, Granados, Turina y Manuel de Falla, entre otros, coincidieron en París, donde intercambiaron ideas entre sí y con artistas locales. La vida breve, exitosa ópera de Manuel de Falla, fue estrenada en Niza en 1913 y a día de hoy sigue gozando de gran popularidad. El dúo formado por los pianistas Germán García Pérez (Granada, 1996) y Carlos Marín Rayo (Madrid, 1994) se gestó durante sus estudios de máster en el Conservatorium van Amsterdam, donde recibieron formación camerística de Frank van de Laar, Clive Brown y Paul Scheepers. Sus próximos compromisos incluyen diversas actuaciones en la península ibérica y los Países Bajos.